Ruta de Brañagallones (PR. AS-66)

//Ruta de Brañagallones (PR. AS-66)

Ruta de Brañagallones (PR. AS-66)

La Ruta de Brañagallones (PR.AS-66) es de dificultad baja-media, tiene un recorrido total de unos 20,4 Km y tardarás unas 5 horas y 20 minutos en llegar y volver.

Parte del pueblo de Bezanes, situado a orillas de la Carretera Regional AS-17 que conduce al Puertu de Tarna. Ahí existe un aparcamiento público donde es posible estacionar cómodamente el coche, pues el tránsito rodado se ha restringido exclusivamente a los vehículos agrarios o servicio público autorizados, como el taxi que te sube en 4×4 hasta la majada de Brañagallones, pudiendo empezar la caminata desde allí.

La andadura se realiza a lo largo de una pista de tierra, hormigonada sólo en los tramos de mayor pendiente, que en suave ascensión se introduce en el corazón del Parque Natural hasta alcanzar la majada de Brañagallones, donde antiguamente existió un conocido refugio de caza al servicio del antiguo Coto Nacional de Reres que ahora es un albergue de montaña.

El camino discurre al principio a la sombra de un frondoso bosque de castaños, abriéndose el paisaje enseguida en las zonas de brezal que preceden al Texu l’ Oración. Desde este punto se divisan la Peña ‘l Vientu, la Rapaona y la confluencia del Ríu Monasteriu y el Nalón, que
ofrecen un espléndido y reparador paisaje. Sin duda el Texu l’ Oración debió constituir en el pasado un lugar relacionado con alguno de los ritos paganos, posteriormente cristianizados, que se asocian a este singular árbol.

La ascensión se hace a partir de aquí más fácilmente, disfrutando de las numerosas brañas que orlan el camino: El Raigáu, primero, y El Fondín, Biaiz y Andorvíu, después. En esta última existe a orillas del camino una fuente en la que disfrutar de un merecido descanso. Tras pasar la majada de Grandiella el itinerario vuelve a hacerse más pendiente para entre hayas y abedules alcanzar el Argayu ‘l Llobu, donde existe un voladizo sobre el camino que impide que la lengua de nieve que allí se forma en invierno cierre el paso hacia arriba. Con algo de suerte es posible ver en este punto alguno de los rebaños de rebecos que pastan en las praderas al pié del Cantu l’ Osu. Enseguida, se traviesa el Túnel del Crestón, tras el que se divisan ya, al oeste, los frondosos hayedos que pueblan el Monte de Redes. Desde aquí no resta ya más que un suave ascenso por la pista hasta alcanzar las praderas de Brañagallones.

La actual vega es el resultado del relleno y colmatación natural de un antiguo lago de origen glaciar. Hace miles de años, la lengua glaciar que descendía por el valle del Ríu Monasteriu depósito las morrenas que aún se reconocen como pequeñas crestas al oeste de la vega. Los depósitos actuaron como presa natural y dieron lugar a la formación de ese pequeño lago.

Al llegar a Brañagallones puedes descansar y disfrutar de este lugar; puedes seguir subiendo hacia Valdebezón a disfrutar de impresionantes vistas de alta montaña  o puedes dar un paseo por el Bosque de Redes, precioso hayedo que da nombre al Parque Natural de Redes. Todo impresionante. Después bajarás por la misma pista de vuelta a Bezanes. Tardas unas 3 horas y media en subir y unas dos horas

MAPA RUTA DE BRAÑAGALLONES: ACCEDE AQUÍ PARA DESCARGARLO.

¡Recuerda!

En el Centro de Interpretación y Recepción de Visitantes (Campo de Caso), encontraréis toda la información disponible para conocer y recorrer el Parque Natural de Redes. 
Tel.: 985 608 022

2018-10-22T12:07:06+00:00 octubre 22nd, 2018|Categorías: Rutas de Montaña de Redes|Sin comentarios

Deje su comentario