El avellano y sus avellanas

//El avellano y sus avellanas

El avellano y sus avellanas

El avellano es un arbusto o pequeño arbolillo que raramente sobrepasa los 6 metros de altura y se ramifica abundantemente desde su cepa, no presentando un tronco principal claramente definido. De corteza casi lisa, de color pardo-rojizo o grisáceo, con lentejitas alargadas de color blanco y las ramillas más tiernas cubiertas de pelos.

Se cría en las laderas, fondos de valles fluviales, hoces y barrancos. Vamos, en sitios de sombra frescos, pero por el Parque Natural de Redes, los verás en muchas rutas y en los prados cerca de los pueblos.

Hojas caducas rugosas, con nerviación bien marcada, muy anchas, de contorno redondeado pero de borde irregular. Suelen medir unos 6-15 cm. y son de un verde intenso y pelosas en su parte inferior. Sus flores son muy curiosas: flores masculinas solitarias, que son como cilindros de unos 8 cm. de largo y diseminan el polen antes de que salgan las hojas del año. Las flores femeninas están agrupadas en la terminación de las ramillas laterales. Florece de enero a abril, a veces en pleno invierno y madura las avellanas de julio a octubre.

La avellana que también reconocéis seguro, sólo tiene una sola semilla por fruto. Atención: del 20 de agosto al 15 de septiembre en Redes… por doquier!!

Curiosidades curiosas:

  • Se utiliza mucho para hacer bastones o palos para caminar: ya que son fuertes, rectos y pesan poco una vez secos.
  • Se utilizaban sus varas para hacer los “cebatus” (tabiques tradicionales de entretejido de varas de avellano cubierto de cal y barro).
  • Avellano viene del vocablo griego Koris, que significa casco y alude a la cáscara de la avellana, claro.
  • Las avellanas cuando se cogen se deben dejar secar esparcidas a la sombra y en lugar seco unas 4-6 semanas.

Fuente: Guía de árboles y arbustos de la Península Ibérica. Incafo.

RECETA DE CREMA DE AVELLANAS Y CHOCOLATE

INGREDIENTES
Avellanas tostadas, 150 g.
Panela, 75 g. [o azúcar o dátiles]
Leche de vaca, avena o almendras, 60 g.
Chocolate negro, 25 g.
PREPARACIÓN
Trituramos las avellanas en un robot de cocina. Si no están tostadas, deberemos tostarlas en casa antes de comenzar. Con las avellanas trituradas al máximo que podamos, incorporamos al robot de cocina el endulzante elegido. Sobre esta mezcla, añadimos el chocolate troceado, y le damos caña. Añadimos la leche elegida hasta que tenga una textura adecuada. También vamos probando el punto de dulzor, y si necesita un poco más, lo añadimos.
 Y si no quieres cocinar… cuando vengas a Asturias busca “Asturcilla” (¿te suena?). Crema que siendo comercial es artesana y muy auténtica.
2017-09-04T11:49:41+00:00 septiembre 3rd, 2017|Categorías: Vida en Redes|Sin comentarios

Deje su comentario